La viabilidad económica frente al valor siempre ha sido un atractivo comercial para las grandes firmas legales corporativas impersonales. Sin embargo, obtener información básica de los clientes y arbitrariamente completar formularios por un costo menor puede generar múltiples denegaciones, oposiciones y litigios, incluso después de que se concluya el proceso de registro.

Como el procedimiento de otorgamiento de marca registrada y patente es complejo, tiene requisitos estrictos y es altamente subjetivo, es importante redactar la solicitud cuidadosamente para evitar complicaciones futuras.  Al mismo tiempo, el costo siempre es un análisis importante al momento de proteger la propiedad intelectual, y el elevado costo de la representación legal corporativa puede amedrentar la inventiva y sobrecargar a los pequeños negocios.

CILGlobal IP comprende estas preocupaciones y ha creado una estructura de cargos para grandes y pequeñas entidades, combinado con un sistema de pago de tarifa plana basado en la cantidad de horas de trabajo previstas que son necesarias para cubrir las necesidades de todos los clientes. Nuestra dedicación al servicio personalizado, nuestra red estratégica de socios a través de CILTrust Group, y nuestra membresía en la Asociación Internacional de Marcas Registradas (INTA) hace que nuestra firma sea el mejor socio estratégico para proteger su propiedad intelectual.